Los MOOCs en México

Los cursos en línea masivos y abiertos (MOOCs, por sus siglas en inglés) tienen un papel relevante en el ámbito educativo a nivel mundial. Son considerados una estrategia e instrumento de vanguardia para el cambio en instituciones de educación superior (Sancho-Vinuesa, Oliver, & Gisbert, 2015). Cada vez las universidades dedican más recursos e investigaciones para conocer sobre este fenómeno.

Nuestro país apenas comienza con el desarrollo e investigación sobre MOOCs. México ha tenido un lento desarrollo en la educación a distancia y el uso de tecnologías en comparación con otros países (Cookson & Domínguez, 2015). A pesar de este desfase tecnológico, durante los últimos años se ha incrementado el uso de las tecnologías de la información principalmente en jóvenes (Herrera-Batista, 2009). En junio de 2015 la Secretaría de Educación Pública en coordinación con la Dirección General de Televisión Educativa presentaron la Plataforma MéxicoX, primera plataforma de MOOCs en el país. Esto refleja el interés mexicano en explorar y aprovechar los beneficios de este tipo de cursos.

Otras iniciativas relacionadas incluyen el seminario de la ANUIES (Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior) y Académica: Crea tu MOOC. Esta está dirigida a profesores mexicanos de educación superior que buscan aprender a diseñar e impartir cursos en línea. Les comparto la octava sesión, en la que participa el Dr. Juan Carlos Aguado Franco de la Universidad Rey Juan Carlos en España.

Es necesario continuar la investigación en MOOCs, día a día sigue creciendo pero aún es limitada.¿Realmente estamos hablando de un fenómeno que revolucionará la educación o es sólo una moda pasajera?

Referencias

Cookson, P. & Domínguez, N. (2015). Un cuento de dos países: Educación a distancia de México y Estados Unidos de América. Revista Española de Educación Comparada, 26, 61-96.

Herrera-Batista, M. (2009). Disponibilidad, uso y apropiación de las tecnologías por estudiantes universitarios en México: perspectivas para una incorporación innovadora. Revista iberoamericana de Educación, 6(48), 1-9.

Sancho-Vinuesa, T., Oliver, M., & Gisbert, M. (2015). Moocs en Cataluña: Un instrumento para la innovación en educación superior. Educación XX1, 18, 125-146.

Anuncios

¿Cómo hacer un MOOC sustentable?

Para una segunda etapa de mi proyecto de postdoctorado, he estado entrevistando a personas con experiencia impartiendo cursos en línea masivos y abiertos (MOOCs, por sus siglas en inglés). Me interesa saber qué estrategias están usando para asegurar la sostenibilidad de sus cursos. En particular, quiero encontrar formas de asegurar que el curso de habilidades de estudio que realicé como parte de mi proyecto sea útil una vez que termine el financiamiento para mantenerlo.

 

He entrevistado a 23 académicos de Reino Unido, Países Bajos y España. Aún estoy analizando los datos. Sin embargo, ya se vislumbran cuatro formas básicas de asegurar que los MOOCs sean sustentables:

 

  1. Filantropía – Esperar que los maestros involucrados en el diseño y la implementación estén convencidos del valor de los MOOCs y deseen donar su tiempo y trabajo para mantenerlos.

 

  1. Diseño de cursos – Diseñar los cursos de forma que se minimicen las interacciones humanas, reemplazándolas con interacciones con el contenido (videos, preguntas de opción múltiple, etc.).

 

  1. Financiamiento fijo – Contar con un apoyo institucional sólido que permita la asignación de recursos permanentes para el desarrollo de nuevos MOOCs y el seguimiento a los actuales.

 

  1. Financiamiento variable – Vender recursos asociados al MOOC (por ejemplo: certificados de participación) y usar ese ingreso para el mantenimiento y actualización del curso.

Próximamente haré un análisis a profundidad para clarificar las tendencias de los datos.

Rediseñando un curso

El pasado 2 de mayo iniciamos el curso en línea masivo y abierto (MOOC, por sus siglas en inglés) de Habilidades de Estudio en la plataforma Open Education Blackboard. Para nosotros, este curso, que realizamos en colaboración con la Universidad de Northampton (Inglaterra), representó un piloto, una nueva experiencia en el escenario de los MOOCs.

El diseño original del curso planteaba seis lecciones, repartidas a lo largo de seis semanas:

  1. Organización del Tiempo
  2. Notas Efectivas
  3. Búsqueda de Información Confiable
  4. Comprensión de Textos Académicos
  5. Formato APA
  6. Redacción Académica

Cada lección contaba con cinco actividades de práctica y un reto integrador.

A mitad del curso, una breve recapitulación y nos dimos cuenta de lo siguiente:

Casi un tercio de los participantes eran profesionistas, que buscaban refrescar sus habilidades de estudio. Decidimos adaptar nuestra idea original del curso a una audiencia más diversa, ya que inicialmente esperábamos estudiantes de primer ingreso. Esto implicó enfocarnos en pautas generales, que pudiesen ser comprendidas por un público general, para los temas de las lecciones.

La participación iba decayendo considerablemente conforme las semanas pasaban, como sucede en la mayoría de los MOOCs. Era importante actuar. ¿Qué hacer? Una alternativa que encontramos fue reducir el número de actividades, de seis a cuatro. Esto nos permitió enfocarnos en lo más relevante de cada tema. Asimismo, avisamos que otorgaríamos certificados de participación a las personas que completaran los retos de cada lección y contestaran las encuestas disponibles. Esperábamos que esto fuera un incentivo para los estudiantes.

El curso terminó el 10 de junio. Sin embargo, el acceso seguirá disponible hasta el 30 de junio. Los estudiantes con restricciones de tiempo pero ganas de continuar podrán ponerse al corriente.

Nuestros siguientes pasos son evaluar el curso y mejorarlo según la evidencia. Esperen más noticias próximamente.

 

 

Diseñando un MOOC

Para mi proyecto de post-doctorado, me encuentro diseñando un curso en línea abierto y masivo (MOOC, por sus siglas en inglés) sobre habilidades de estudio. Después de platicar con personas con experiencia en este proceso, busqué colaboradores para apoyarme durante el proceso. Coincidió que una estudiante me comentó de su interés en aprender más sobre diseño de cursos. Decidí entonces impartir un taller al respecto, a partir de una adaptación que realicé de la metodología Carpe Diem, desarrollada por la Universidad de Leicester, la cual cuenta con otras variaciones como las 7Cs de Gráinne Conole y CAeIRO de la Universidad de Northampton.

Otros alumnos de maestría y licenciatura de la Facultad de Psicología de la UANL se unieron al taller, que tuvo lugar el 19 y 20 de noviembre de 2015. El objetivo principal era iniciar la planeación del diseño del MOOC de mi post-doc, pero también dar a los participantes herramientas prácticas para diseñar sus propios cursos. La duración fue de 8 horas. El temario fue el siguiente:

  1. Introducción al diseño de cursos
  2. Herramientas para el diseño de cursos
  3. Conceptualización del curso
  4. Articulación de los objetivos de aprendizaje
  5. Elaboración de actividades
  6. Creación de contenidos y recursos educativos
  7. Plan de acción para la implementación

Entre los productos de este taller, se encuentran la descripción de estudiantes típicos del MOOC, para predecir necesidades y motivaciones de participantes potenciales; la identificación de prácticas deseables e indeseables en el MOOC; y un diseño gráfico general con las lecciones objetivos, actividades y recursos del MOOC. Fueron sesiones muy útiles para mi proyecto. Mi siguiente paso es consolidar el diseño del MOOC y crearlo. Seguiré informando.

Participantes del Taller de Diseño de Cursos

Participantes del Taller de Diseño de Cursos