COVID-19 y catastrofismo

A nivel global todos hemos sentido la influencia de la actual pandemia de COVID-19 en nuestras vidas tanto directa como indirectamente. Sus repercusiones inmediatas a gran escala se han reflejado claramente a nivel social, económico, geopolítico, científico, etc., y gracias a la propagación de información a través de medios físicos y digitales conocemos los síntomas, transmisión, probabilidades de contagio y letalidad de este virus. A pesar de esto la vida continúa, y no queda más que adaptarse a una realidad distinta junto con el riesgo que el COVID-19 representa.

La divulgación de información acerca del COVID-19 tiene como objeto la generación de conciencia y adecuadas prácticas sanitarias en la población, sin embargo, no todas las personas lo entienden así. Hay quienes son especialmente sensibles a esta clase de información, de forma que pueden llegar a desarrollar un tipo particular de actitudes negativas, ya sea a la pandemia en general o hacia cualquier otro aspecto que consideren como más amenazante: caer enfermos, su propia muerte o la de alguien más, sufrimiento, repercusiones económicas, etc. Este tipo de actitudes son denominadas “catastrofistas” y su estudio se remonta a investigaciones de actitudes hacia el dolor físico.

El catastrofismo se define como una respuesta cognitivo-afectiva negativa a una situación o experiencia amenazante anticipada o real.

  Implica una preocupación constante, rumiación de pensamientos negativos relacionados con la situación, magnificación o sobreevaluación del problema, pesimismo, desesperanza y sentimientos de poco control y desesperanza sobre la situación. También se sabe que la catastrofización puede generar o empeorar algunos problemas como estrés, depresión, uso de estrategias de afrontamiento poco efectivas, aislamiento social, entre otras cosas. Básicamente se trata de una actitud que gradualmente abruma a quien la posee haciéndolo más proclive a empeorar su situación.

 Sentirse preocupado, angustiado, triste o de cualquier otra forma cuando se atraviesa por tiempos difíciles es totalmente humano y natural. Si bien la actual pandemia de COVID-19 sigue representando un riesgo a nuestra salud, hay bastante margen de acción y prevención. De igual forma, sentirse un poco más en alerta y algo preocupado también es algo natural, de hecho su función es la autopreservación. Sin embargo cuando esta preocupación crece de forma desmedida deja de ser adaptativa y se convierte en un “lastre mental” que puede empeorar la situación.

Compartir con otros nuestros sentimientos y pensamientos sobre la actual contigencia de COVID-19 es una buena manera de comparar, relativizar y adoptar un enfoque diferente ante la realidad. Recuerda que las cosas son lo que pensemos de ellas. Si por alguna razón este ejercicio no es suficiente y crees aún estar “preocupado de mas”, recuerda que siempre es una opción buscar ayuda profesional.

Directorio de Sitios de Atención Psicológica Gratuita en Línea

Referencias:

Castromán, P., Ayala, S., Schwartzmann, A., Surbano, M., Varaldi, G., Castillo, M., … & Giusiano, C. (2018). Evaluación del Catastrofismo en Pacientes con Lumbalgia Crónica en la Unidad de Dolor de un Hospital Universitario. Revista El Dolor70, 10-15.

Hinkle, C. E., & Quiton, R. L. (2019). Higher Dispositional Optimism Predicts Lower Pain Reduction During Conditioned Pain Modulation. The Journal of Pain20(2), 161-170.

Li, S., Wang, Y., Xue, J., Zhao, N., & Zhu, T. (2020). The impact of COVID-19 epidemic declaration on psychological consequences: a study on active Weibo users. International journal of environmental research and public health17(6), 2032.

World Health Organization. (2020). Mental health and psychosocial considerations during the COVID-19 outbreak, 18 March 2020 (No. WHO/2019-nCoV/MentalHealth/2020.1). Disponible en: https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/331490/WHO-2019-nCoV-MentalHealth-2020.1-eng.pdf

EL EFECTO DE LA REALIDAD VIRTUAL EN EL EJERCICIO

Durante los últimos años diversos estudios en la rama de la psicología y la educación física han concluido que se ha visto disminuido el tiempo que los alumnos universitarios le dedican al entrenamiento físico debido al uso de tecnología y redes sociales, cargas escolares más grandes y trabajo aparte de la escuela (Lindahl, 2015; Sheppard, 2016).

Los investigadores actuales han recurrido a la realidad virtual para demostrar sus beneficios al momento de realizar actividades físicas. En una investigación por McClure & Schofield (2019) de la Universidad del Estado De Nueva York se realizó un estudio con 29 participantes universitarios mayores de edad, los cuales fueron expuestos a dos condiciones:

1.- Realizar ejercicio durante un tiempo determinado en una bicicleta estática utilizando cascos de realidad virtual.

2.- Realizar ejercicio durante un tiempo determinado en una bicicleta estática sin utilizar cascos de realidad virtual.

Durante la duración del ejercicio se les midió la frecuencia cardíaca a cada participante en las dos condiciones a las que se habían expuesto para determinar si había diferencias entre utilizar la realidad virtual o no. Se les aplicó al terminar los ejercicios un cuestionario para medir las sensaciones corporales y se añadió una escala para medir el nivel de satisfacción de cada participante.

La conclusión del estudio fue que utilizar la realidad virtual mientras se realiza el entrenamiento tiene un impacto positivo en el cuerpo, hubo mayor satisfacción y por consiguiente aumentó la frecuencia cardíaca de los participantes, aunque en las sensaciones corporales no se mostraron diferencias significativas. También con los resultados de dicho estudio se pudo observar que la realidad virtual ayuda a incrementar la salud física, la activación corporal, la quema de calorías es mayor y conduce al aumento en la participación de ejercicios y entrenamientos en las personas..

Con los cambios que hemos realizado a causa de la pandemia en casi todo el mundo, donde las clases de los estudiantes son virtuales, la mayoría de los trabajos son desde un ordenador y está restringido el hacer ejercicio al aire libre, es probable que en un futuro no muy lejano el empleo de la realidad virtual para realizar ejercicios, activación física y entrenamientos desde casa sea una realidad a corto plazo.

REFERENCIAS:

McClure, C., & Schofield, D. (2019). Running virtual: The effect of virtual reality on exercise.

Lindahl, J., Stenling, A., Lindwall, M. and Colliander, C. (2015). Trends and knowledge base in sport and exercise psychology research: a bibliometric review study. International Review of Sport and Exercise Psychology, 8(1), 71-94.

Sheppard, M. (2016). Nutrition and Exercise Trends Throughout the College Experience, Honors Thesis, Merrimack College.

Hablemos de… Inteligencia Artificial


Foto de Franki Chamaki en Unsplash

Como parte del trabajo de la materia Temas Actuales en Cognición y Educación, de la Maestría en Ciencias con Orientación en Cognición y Educación, tenemos la encomienda de desarrollar el hábito de mantenernos informados y actualizados en la información de nuestro campo.

En una de las tantas lecturas encontré un artículo cuyo encabezado afirmaba “La Inteligencia Artificial entrará de lleno a la Educación: Debemos prepararnos y anticiparnos”, es más, el reporte de Innovating Pedagogy 2020 incluye a la Inteligencia Artificial (IA) como una de las tendencias con un alto potencial de impacto y que está en marcha.lo cual llamó bastante mi atención y de ahí surgieron en mi mente varias preguntas ¿Estamos los docentes al tanto de lo que sucede en los campos tecnológicos actuales?, ¿cómo es que va a entrar a la educación? pero sobretodo, ¿Qué es IA?

Últimamente no hemos parado de escuchar términos relacionados con la Inteligencia Artificial (IA) y muchos de nosotros tenemos ciertas pre concepciones acerca de ella, por ejemplo, cómo olvidar aquella película de Spielberg que vio la luz en pleno 2001, titulada bajo el mismo nombre: Inteligencia Artificial y protagonizada por el mismísimo Jude Law… pero bueno, no es precisamente eso.

Comencemos por poner los puntos sobre las íes en este post. La Universidad de Helsinki, en Finlandia pone a nuestro alcance su MOOC sobre los Elementos de la IA (Elements of AI) donde nos va guiando a través del descubrimiento de la IA. 

En dicho curso nos plantea la respuesta a la pregunta ¿Qué es y qué no es IA? Bueno, no es precisamente una pregunta fácil de contestar por tres razones:

  1. No hay una definición oficial 😦 Porque constantemente se generan y redefinen las acciones y nuevos temas emergen cada día.
  2. El legado de la ciencia ficción. Como mencionamos al principio, tanto el cine como la literatura han contribuido para imaginarnos paisajes futuristas donde los robots, casi siempre en forma humanoide, terminan queriendo ser humanos.
  3. Lo que parece sencillo es en realidad muy difícil de lograr y lo que parece difícil es de hecho, más fácil ¿¡Cómo!? 

Bueno, pongamos este ejemplo, desde hace años se ha trabajado en proyectos para que la IA pueda generar música, pero los resultados no han sido muy favorecedores, ya que pueden resultar hasta incómodos para el oído. Puedes escuchar algunas muestras aquí.

Por el contrario, el ganar una partida de ajedrez resulta complicado para la mayoría de las personas, ya que requiere involucrar nuestras funciones superiores y muchísima concentración. Esto no es difícil para las computadoras, puesto que ellas son capaces de calcular, secuenciar y ejecutar los movimientos pertinentes para dar la jugada ganadora en fracción de segundos.

Pero bueno, ahora sí, ¿Qué es IA?

Para dar una definición apropiada, Elements of AI, afirma que es más útil enlistar más bien sus características: autonomía y adaptabilidad. Autonomía puesto que debe ser capaz de desarrollar tareas, sin necesidad constante de que un usuario guíe; y adaptabilidad, porque debe mejorar su desempeño con base en la experiencia.

Así mismo, es necesario reconocer, que inteligencia no es de una sola dimensión, como la temperatura, o la altura. No es que la podamos medir como cuál es más inteligente, el sistema de navegación del GPS o las recomendaciones de música en tu cuenta de Spotify. En el contexto de la IA, no se puede comparar o dimensionar, debido a su amplitud. El que sea capaz de resolver un problema, no nos dice que pueda solucionar otros problemas diferentes.

Para hacer la referencia, o hablar de la terminología de IA, Elements of AI nos aclara: 

“La clasificación en IA frente a no IA no es una clara dicotomía sí-no: aunque algunos métodos son claramente IA y otros claramente no son IA, también hay métodos que involucran una pizca de IA, como una pizca de sal. Por lo tanto, a veces sería más apropiado hablar sobre la “inteligencia artificial” (como en la felicidad o la genialidad) en lugar de discutir si algo es IA o no.”

También es necesario aclarar que la IA es un no contable (uncountable noun). No es correcto decir: una IA, dos IAs, tres IAs… La IA es una disciplina científica, tal como las matemáticas o la biología. Es una colección de conceptos, problemas y métodos para resolver dichos problemas.

Pssst: Si deseas sonar profesional, nunca digas “una IA”, cámbialo por “un método de IA”.

Entonces, habiendo dicho todo esto ¿Qué entiendes tú sobre IA? ¿Cómo crees que entrará la IA a la educación? Esto podremos descubrirlo en un próximo post.

Bibliografía

A free online introduction to artificial intelligence for non-experts. (n.d.). https://www.elementsofai.com/

Kukulska-Hulme, A., Beirne, E., Conole, G., Costello, E., Coughlan, T., Ferguson, R., FitzGerald, E., Gaved, M., Herodotou, C., Holmes, W., Mac Lochlainn, C., Nic Giolla Mhichíl, M., Rienties, B., Sargent, J., Scanlon, E., Sharples, M. and Whitelock, D. (2020). Innovating Pedagogy 2020: Open University Innovation Report 8. Milton Keynes: The Open University.

Aprendizaje mediante animaciones

Las animaciones son imágenes o dibujos en movimiento; estas pueden ser de segunda o tercera dimensión.  

El uso de las mismas transmite información de manera rápida y efectiva, ya que facilitan el aprendizaje autorregulado. Se recomiendan cuando el tema incluye la explicación de procesos, procedimientos o transformaciones.

El docente deberá mostrar la animación y describir lo que enseña. Posterior a ello, el estudiante tendrá oportunidad de ver e interactuar con ella al menos 3 veces. Si la animación muestra un proceso, el maestro deberá motivar al alumno a describir lo que sucede. 

Estudios han encontrado que las animaciones foto realísticas son más efectivas que las caricaturizadas (Höffer & Leutner, 2007). Por otro lado, la elección de una de segunda o tercera dimensión dependerá de las habilidades perceptivas de los estudiantes.

Sin embargo, las animaciones pueden ser ineficaces cuando están mal diseñadas. Por ejemplo: puede resultar abrumadora al mostrar múltiples procesos sucediendo de manera simultánea. Otro problema puede ser que los estudiantes crean que la animación es un vídeo para ser visto pero no comprendido.

¿Cómo diseñar una buena animación educativa?  

1.-Elegir los elementos gráficos apropiados 

2.-Seleccionar los elementos a aumentar o remarcar

3.-Decidir acerca de la presentación de los eventos (secuencia y forma)

4.-Revisar el añadir sonido (sincronización de imagen y audio)

5.-Utilizar una plataforma que permita pausar, comenzar o recomenzar.

A continuación, se presentan algunas plataformas que cuentan con animaciones:

Khan Academy 

The Literacy Shed 

En conclusión, las animaciones pueden ayudar a los alumnos a comprender temas difíciles, además de estimular su interés y compromiso. Los docentes que deseen adoptar este enfoque pueden encontrarlas en Internet o decidir crear nuevas, tomando en cuenta los principios de diseño de  aprendizaje multimedia, los cuales asegurarán la efectividad (Kukulska-Hulme, Beirne, Conole et al., 2020).

Referencias

Höffer, T. N. &  Leutner, D. (2007) ‘Instructional animation versus static pictures: A meta-analysis’. Learning and instruction, 17(6), 722–738.

Kukulska-Hulme, A., Beirne, E., Conole, G., Costello, E., Coughlan, T., Ferguson, R., FitzGerald, E., Gaved, M., Herodotou, C., Holmes, W., Mac Lochlainn, C., Nic Giolla Mhichíl, M., Rienties, B., Sargent, J., Scanlon, E., Sharples, M. & Whitelock, D. (2020). Innovating Pedagogy 2020: Open University Innovation Report 8. Milton Keynes: The Open University.

Esports, una herramienta para la educación

“El juego es la manera preferida de nuestro cerebro de aprender.”

-Diane Ackerman

Un innovador método de aprendizaje y enseñanza llegó a través de los deportes electrónicos o esports. Estos son competiciones de videojuegos; desde simulaciones deportivas hasta juegos de estrategia y ahora, el gaming está llegando a las aulas.

Esports en el aula

Sus beneficios comienzan a reconocerse, pues además de ser una oportunidad para conectar con los alumnos, los resultados parecen favorables. En el Reino Unido, un estudio realizado en secundarias exploró el ejercicio a través de un tapete de baile, encontrado que aunque los estudiantes no aumentaron significativamente su actividad física, si hubo mejora en la coordinación, tiempos de reacción y habilidades matemáticas (Burges, 2016). Además, promueven el desarrollo de habilidades cognitivas, motivacionales, estratégicas y de imitación, siendo una forma de mejorar la alfabetización digital (Kukulska-Hulme, et al., 2020)

Comienza a considerarse un deporte oficial, incluso en algunas universidades se puede obtener una beca por este deporte. La UANL, por ejemplo, cuenta con un equipo representativo conocido como NLesports. Así como recientemente, la Federación Mexicana de Futbol, por motivos del COVID-19, sustituyó sus partidos de fútbol regular para trasladarlos a un formato de e-liga.

El fenómeno de Twitch

Los equipos creados para competir en torneos en línea, también llamados clanes, pueden ser internacionales y utilizan plataformas streaming, siendo Twitch una de las más populares.

La interacción entre un streamer y su seguidor resulta interesante, pues opera como una plataforma de instrucción y socialización. En un contexto de enseñanza, esta plataforma brinda un escenario de aprendizaje atractivo y que cumple con principios de gamificación para crear o difundir materiales de aprendizaje.

Esta actividad cuenta con algunas limitaciones, como puede ser la falta de acceso a Internet, sin embargo, tiene el propósito de crear experiencias significativas que apoyen la educación, la alfabetización digital y la creación de comunidades colaborativas en línea.

Referencias

Kukulska-Hulme, A., Beirne, E., Conole, G., Costello, E., Coughlan, T., Ferguson, R. & Mac Lochlainn, C. (2020). Innovating Pedagogy 2020: Open University Innovation Report 8.

Watson, D. B., Adams, J., Azevedo, L. B., & Haighton, C. (2016). Promoting physical activity with a school-based dance mat exergaming intervention: qualitative findings from a natural experiment. BMC public health16(1), 609.

Experiencia de aplicar a una conferencia Internacional

Hola, me llamo Marcela Morales. Actualmente curso mis estudios de Maestría en Ciencias con Orientación en Cognición y Educación. 

Durante mis estudios mi directora de tesis, la Dra. Brenda Padilla me motivó a buscar conferencias en las cuales pudiera participar. De acuerdo con mi formación académica y profesional mi búsqueda giró en torno a la innovación educativa. Honestamente, al principio sentí miedo y ansiedad, inclusive mi búsqueda se dirigía solamente dentro del país. Sin embargo, al evaluar las opciones encontradas, y principalmente gracias los consejos, apoyo e impulso por parte de la Dra. Brenda, me decidí a aplicar a la Playful Learning Conference, la cual se encuentra programada a llevarse a cabo en la Universidad de Leicester del 8 al 10 de julio del presente año.

Durante enero la Dra. Brenda Padilla y yo estuvimos trabajando en el desarrollo de ideas acerca una propuesta interesante para estudiantes, docentes y especialistas del tema. Después de varias sesiones, tomamos la decisión de elaborar un taller titulado “Game-based learning, gamified learning, playful learning, serious games… Untangling concepts and definitions”, debido a las necesidad acerca de esclarecer y delimitar cada uno de estos conceptos.

El envío de la propuesta se llevó a cabo a principios de febrero. La página de la conferencia informaba que los resultados serían enviados al correo en marzo. Ambas estábamos ansiosas y emocionadas por la resolución. Reconocemos los filtros que debíamos atravesar al ser una conferencia internacional. 

El correo de aceptación llegó en la fecha establecida.  ¡El taller fue aceptado! Actualmente estamos trabajando en el desarrollo del mismo.

Esta experiencia ha representado un reto importante en mi formación académica, al tomar en cuenta no sólo las exigencias a nivel profesional, sino también las habilidades personales que me ha impulsado desarrollar.

Debido a la contingencia que estamos viviendo, los organizadores del evento han tomado la decisión de llevar a cabo la conferencia en julio del próximo año, nuestro proyecto seguirá formando parte del programa en caso de continuar interesada en asistir. Es probable que no me sea posible acudir. Aún así, me siento muy satisfecha con el esfuerzo y trabajo que realicé, al igual que con el resultado.

El Posthumanismo: Innovación Educativa del 2020

A través de los años, el pensamiento filosófico y la educación había posicionado al ser humano como el centro del universo debido a su naturaleza como ser racional. Esto lo ubicaba por encima de todos aquellos seres naturales o materiales que lo rodeaban. Con los nuevos descubrimientos científicos y tecnológicos, las líneas que por mucho tiempo han diferenciado a estos grupos han ido borrándose, dejando ver que el ser humano no es el centro, sino que pertenece a un espectro más amplio de existencia.

chatbotAsí como investigaciones han puedo en evidencia que entre las mascotas y las personas se pueden formar vínculos similares a los que se forman entre las personas (1). Se ha observado que incluso, el ser humano podría llegar a formar vínculos con estas inteligencias artificiales, como es el caso de los pacientes geriátricos que son atendidos por la enfermera Zora, un robot que dedica determinado tiempo a cada uno de los pacientes en el hospital (2). Los nuevos avances de la tecnología como los chatbots Alexa, Siri, Google, entre otros, han demostrado que un dispositivo domestico inteligente puede con algunas adaptaciones sonar como un ser humano así como entablar sencillas conversaciones con sus usuarios.  Cada uno de estos avances y aquellos que están en proceso demuestran que la línea divisoria entre el ser humano y otras formas de vida o inteligencia es muy delgada, y por momentos, podría difuminarse.

El reporte de Innovaciones Pedagógicas presentada a inicios del año 2020 por The Open University ha propuesto el enfoque posthumanismo como innovación educativa. Este enfoque propone ayudar a los estudiantes a enfrentar esta diferenciación cada ves mas borrosa entre el ser humano y la tecnología  ya que en algún momento podrían generar inquietudes inquietantes que lo podrían llevar al rechazo de los nuevos avances. El posthumanismo nos propone posicionar al hombre como una parte de un todo mayor, como un ser que puede influenciar el ambiente que le rodea y al mismo tiempo pueden estar siendo influenciado por este.

dplnews_robots-humanos_vr280120Se propone llevar a los estudiantes a un auto-análisis por medio de preguntas provocadoras como:

  • ¿Cómo deberíamos percibir nuestra relación con la naturaleza dado nuestro amplio control e ingeniería del medio ambiente?
  • ¿Cuál es nuestra relación con otros animales?
  • ¿Somos diferentes de lo que comemos, vendemos, cuidamos y coexistimos en este mundo?
  • ¿Cuál es la relación de nuestro ser “autentico” con aquel que usamos en redes sociales para presentarnos al mundo?.

Incorporar la perspectiva posthumanista a la enseñanza es aún un desafío y un campo de oportunidad para la investigación. Temas como: el impacto de los instructores robots en los estudiantes, factores que permiten que sean aceptados o rechazados y la percepción que tienen los estudiantes de ellos, son algunos de los campos de estudio que aún deben ser explorados ya que mucha investigación se ha enfocado únicamente en su funcionalidad en la educación.

El adoptar un enfoque posthumanista, puede ayudar a las personas a mejorar su comprensión sobre sí mismos, sobre su rol en el mundo así como la relación y efecto que tiene sobre él (3).

Para mas información:

  1. Vitale, K., Behnke, A.C., & Udell, M.A. (2019). Attachment bonds between dometic cats and humans. Current Biology, 29(18), R864-R865. doi: 10.1016/j.cub.2019.08.036
  2. Zora the robot caregiver: The New York Times, (2018) ‘Meet Zora, the Robot Caregiver’, The New York Times, November 23, [Online]. Available at: https://www.nytimes.com/interactive/2018/11/23/technology/robot-nurse-zora.html (Accessed:26/11/19).
  3. Scholarly article on posthumanism: Bayne, S. (2018). ‘Posthumanism: A Navigation Aid for Educators’, On education: Journal for Research and Debate, no. 2, September 2018. https://www.oneducation.net/no-02-september-2018/posthumanism-a-navigationaid-for-educators/ (Accessed: 26/11/19).

Cómo transformar tus clases presenciales a modalidad en línea sin sufrir en el proceso

El COVID-19 ha puesto al mundo de cabeza en muchos aspectos. En el ámbito académico, está obligando a muchos docentes e instituciones educativas a realizar cambios importantes en la manera de impartir clases. Las recomendaciones de distanciamiento han implicado que aulas presenciales han pasado a ser virtuales, muchas veces sin oportunidad de realizar una preparación adecuada.

Decidí escribir esta publicación para ayudar educadores que ahorita se están preguntando qué hacer y cómo hacerlo para transformar sus clases presenciales a modalidad en línea lo más fácilmente posible, sin sufrir. Como ya he mencionado anteriormente, el rediseño de un curso requiere tiempo y esfuerzo; es todo un proceso. Mis recomendaciones no reemplazan una planeación, diseño pedagógico y desarrollo formal. Son simplemente estrategias prácticas que se pueden usar en el corto plazo para atender las necesidades urgentes que tenemos. Estoy asumiendo que no cuentas con una plataforma de cursos en línea (también conocida por sus siglas en inglés, LMS o VLE). Si la tienes, las recomendaciones serían un poco distintas.

Vámonos por pasos…

1. Analiza qué nivel de conectividad y acceso a dispositivos tienen tus estudiantes.

En México tenemos un problema de acceso a la tecnología (ver las estadísticas a propósito del día mundial del Internet del INEGI). Muchos estudiantes sólo cuentan con recursos para aprender en línea dentro de su institución educativa. Necesitamos considerar esto al modificar nuestros cursos.

Habrá posibilidades. Puede ser que la mayoría de los estudiantes tengan:

  • Nula conexión a Internet
  • Internet limitado
  • Internet de banda ancha

Puede ser que cuenten con:

  • Ningún dispositivo electrónico con conectividad a Internet
  • Computadoras
  • Teléfonos inteligentes

El escenario más complicado (pero no imposible) es que tus estudiantes no cuenten con Internet en casa, ni con dispositivos para conectarse.

Conocer los recursos disponibles te ayudará a seleccionar el mejor curso de acción para mantener la efectividad de la experiencia de aprendizaje.

2. Enfoca tus clases en el aprendizaje, más que en la enseñanza.

Pese a numerosos llamados por cambiar el paradigma centrado en la transmisión del conocimiento, aún hoy las principales prácticas de muchos docentes consisten en exponer los temas del curso y dejar tareas. Trasladar este esquema a una modalidad en línea tiene el potencial de resultar en prácticas poco efectivas como organizar videoconferencias con la misma duración de una clase presencial (por favor, no hagan esto).

Tener un enfoque centrado en el aprendizaje implica hacer a los estudiantes participantes activos de su propio proceso. En esencia, HAY QUE PEDIRLES QUE HAGAN COSAS, cosas más allá de escuchar y leer. Hay muchas opciones, como:

  • Tomar notas.
  • Resumir un libro.
  • Elaborar mapas mentales.
  • Diseñar sus propias actividades.
  • Resolver casos.
  • Hacer experimentos.
  • Argumentar en ensayos.
  • Responder los ejercicios del libro de texto.
  • Documentar fenómenos naturales.
  • Grabar videos.
  • Tomar fotografías.
  • Participar en comunidades en línea.
  • Evaluar a sus compañeros.
  • Construir usando materiales comunes, como empaques de alimentos.
  • Elaborar una historieta con conceptos de clase.
  • Escribir cuentos.
  • Componer canciones sobre los temas de clase.

Cualquier cosa que les active sirve. La clave está en pensar: ¿Qué actividad necesitan HACER para lograr el objetivo de aprendizaje? Así, los estudiantes se involucran. Y se requiere menor trabajo para la producción de contenidos didácticos. Cuando tenemos que hacer cambios con muy poco tiempo para prepararnos, esto puede ser toda una bendición.

3. Adapta tus estrategias a las posibilidades de tus estudiantes.

Si los estudiantes no cuentan con conexión a Internet o dispositivos para conectarse, será muy importante tener flexibilidad. Estamos viviendo circunstancias extraordinarias. Es probable que a inicios del periodo académico los estudiantes no tuvieran contemplado el requerimiento de contar con un dispositivo para acceder a Internet desde el hogar. Tener que obtener estos recursos en un panorama complicado en términos económicos y sociales puede generarles ansiedad y estrés. Se les puede dar una lista de actividades libres de tecnologías, junto con sus objetivos. En el paso anterior hay ejemplos. Ya que sea posible comunicarse nuevamente, podrán resolver dudas y revisar avances. Claramente, en este caso, trasladar el curso a una modalidad en línea es imposible, pero sí se puede llevar a cabo a distancia.

Si los estudiantes cuentan con Internet limitado (por ejemplo, cuando sólo pueden conectarse usando los datos de su teléfono móvil o cuando no tienen un buen ancho de banda en casa), hay que evitar las videoconferencias y los videos. En estos casos, podemos aprovechar herramientas de base, como el correo electrónico, para mantener el contacto. Idealmente, aseguraremos que haya una alternativa de texto simple que sea accesible para todos. Las actividades pedagógicas pueden ser las mismas que aquellas recomendadas cuando no hay conectividad. La diferencia está en que aquí se les puede pedir búsquedas de información en Internet y se puede dar un mayor seguimiento. Por ejemplo, a inicios de la semana, podemos enviar un correo con las actividades a realizar, sus objetivos, recursos de apoyo (como sitios web con explicaciones) y sus fechas límite. Recibiremos los productos y daremos retroalimentación, la cual puede ser individual o grupal (por ejemplo, podemos resumir las observaciones generales y corregir los principales errores en un solo correo).

Si los estudiantes cuentan con Internet de banda ancha, tenemos a nuestra disposición muchísimas posibilidades para revisar avances y mantener el contacto. Podemos tener encuentros sincrónicos semanales, usar recursos multimedia (como videos y animaciones), explorar realidad virtual, usar juegos en línea y mucho más. Algo interesante es que la esencia de las actividades pedagógicas no cambia. Los objetivos seguirían siendo los mismos. Lo que cambia es la forma de implementación.

4. Utiliza recursos educativos abiertos.

¿Sabías que muchos docentes e instituciones académicas comparten sus materiales didácticos de forma gratuita para que otros puedan reutilizarlos libremente? ¡Es cierto! Esto quiere decir que podemos usar sus planes de curso, ejercicios, exámenes, presentaciones de clase y más. Comúnmente les ponen una licencia CC-BY, que permite el uso, adaptación y distribución del recurso siempre y cuando se dé crédito a los autores.

Hay universidades que tienen repositorios con todos sus materiales organizados por cursos específicos. Les llaman “OpenCourseWare” (OWC) o recursos educativos abiertos (REA). Algunos ejemplos de repositorios son:

Otra opción es que busques cursos en línea gratuitos del mismo tema de tu clase y los uses como inspiración. Puedes encontrarlos en MéxicoX, MiríadaX, Capacítate para el Empleo, edX, la plataforma de la Universidad Galileo y más. Ojo: Si los materiales no tienen una licencia CC-BY, no puedes usarlos directamente (o sea, no puedes descargarlos y subirlos a otro lado). Pero sí puedes decirles a tus estudiantes que los vean. Incluso, puedes pedirles que hagan esos cursos como complemento.

5. Explora herramientas tecnológicas.

Existen muchísimas herramientas que pueden ayudarte a hacer lo que necesites para trasladar tu clase presencial a una modalidad en línea. Aquí te presento algunas comunes y sin costo.

FunciónHerramientasEjemplo de uso
VideoconferenciasZoom
Skype
Hangouts
Programa encuentros en los que todos se conectan al mismo tiempo y pueden hablar por voz o texto.
Grabación de pantallaScreencast-o-maticGraba videos en los que expliques los conceptos de clase.
Pizarras colaborativasPadlet
LinoIt
Realiza mapas mentales en equipo, permitiendo que cada persona pueda agregar notas en una pizarra virtual.
Imágenes y videosPixabay  UnsplashElabora presentaciones y recursos didácticos atractivos agregando imágenes o videos de alta calidad y de dominio público (o sea, son gratis y no es necesario atribuir).
Creación y almacenamiento de documentosGoogle DriveCrea documentos que todos puedan editar al mismo tiempo. Así, tus estudiantes podrán tomar notas de la clase o crear un glosario común. Todo se guarda automáticamente en la nube.

Piérdele el miedo a las tecnologías. Explora toda aquella que creas que te puede servir. En YouTube puedes encontrar tutoriales para aprender a usarlas.

5. Apóyate en otros.

Involucra a tus estudiantes. Pregúntales su opinión, sus sugerencias. Así como tú tienes que enfrentar el reto de enseñar en línea, ellos tienen que enfrentar el reto de aprender en línea. Podemos apoyarnos.

Esta es una situación extraordinaria. Está bien preocuparse, tener dudas, sentir ansiedad… No estás solo(a). Puedes conectarte con la comunidad internacional de educadores. Puedes encontrarnos en Twitter (usamos etiquetas para comunicarnos, como #edchat) o en grupos en Facebook. Si quieres hablar directamente conmigo, mándame un twit, a @BrendaPadilla. Juntos somos más fuertes.

Wiki Universitarios 2020

undefinedundefined

En el marco de la Semana de la Educación Abierta, la Facultad de Psicología de la UANL invita a estudiantes de posgrado, investigadores y docentes a colaborar en el proyecto de documentación y difusión del conocimiento más grande de la historia de la humanidad. En colaboración con la Universidad da Vinci, la Universidad de Guadalajara y la Universidad La Salle, campus Oaxaca, nos uniremos en un esfuerzo común por contribuir y mejorar Wikipedia. Nos enfocaremos en la edición y creación de artículos de temas relacionados a psicología, cognición y educación. Contaremos con las siguientes actividades:

Lunes, 2 de marzo de 2020

  • 18:00 a 18:45 – Plática presencial: “Wikipedia y el conocimiento abierto”
    • Facultad de Psicología
    • Edificio de Estudios de Posgrado
    • Sala Polivalente

Martes, 3 de marzo de 2020

  • 17:00 a 19:30 – Editatón 
    • Facultad de Psicología
    • Centro de Desarrollo Profesional
    • Sala multimodal 2

Jueves, 5 de marzo de 2020

REGISTRA TU INTERÉS EN PARTICIPAR AQUÍ.

Modalidades de participación

  • Presencial. En la Facultad de Psicología de la UANL tendremos un editatón. Te apoyaremos en la tarea de editar y crear nuevos artículos de Wikipedia. Tendremos algunas computadoras disponibles, pero son limitadas. Agradeceremos si traes tu propio equipo.
  • Virtual. Colabora desde tu casa u oficina cualquier día entre el 2 y el 6 de marzo. Nuestros colegas de la Universidad da Vinci apoyarán con el soporte el martes 3 y el jueves 5. El objetivo es contribuir a Wikipedia.

¡Bienvenidos! Curso de inducción para alumnos de nuevo ingreso

Aspirantes de la Maestría en Ciencias con Orientación en Cognición y Educación.

En este enero de 2020, los profesores, alumnos y otros colaboradores de la Maestría en Ciencias con Orientación en Cognición y Educación, estamos muy contentos puesto que dimos la bienvenida a una nueva generación de estudiantes.

Para comenzar a desarrollar el sentido de comunidad, se proporcionó una inmersión inicial al ámbito de posgrado, a través un curso de inducción a cargo de la Coordinación de la Maestría.

El curso dio inicio con la presencia de aquellas personas que hacen posible continuar con nuestro programa, por ejemplo: la Dra. Brenda Padilla, coordinadora de la Maestría, la Dra. Martha Patricia Sánchez, subdirectora de posgrado y demás reconocidos miembros del cuerpo académico de Cognición y Educación.

Los aspirantes se presentaron y fueron expresando sus expectativas respecto al Programa y a la Uni. Después se continuó con una introducción a la cultura universitaria, las instalaciones disponibles para el beneficio de los alumnos, por ejemplo la biblioteca, el laboratorio y otros espacios.

Bajo la mira de que el curso resultara útil para que los nuevos estudiantes fueran conociendo un poco más, se comentó el funcionamiento en general de la UANL y en particular de nuestra Facultad de Psicología. Así mismo se analizó el Reglamento de Posgrado.

A continuación, se presentó el Programa de la Maestría, con la finalidad de dar una idea clara sobre qué esperar realmente. También se hizo énfasis en las habilidades académicas deseadas: organización del tiempo, aprendizaje independiente y dominio del idioma inglés.

Se detallaron actividades académicas que se brindan para mejorar el proceso de aprendizaje, como por ejemplo el taller de estadística y aquellos que docentes investigadores de otras instituciones nacionales e internacionales nos proporcionan. En este último punto, se compartió la posibilidad de que los alumnos gestionen estancias de investigación en instituciones externas.

Incluso se informó sobre la Red Multirregional de Posgrados de Calidad en Psicología, de la cual somos parte. Dicha Red organiza un Coloquio de Investigación en donde estudiantes y docentes participamos, compartimos proyectos y colaboramos.

Posteriormente se dio a conocer tanto la visión de la MCCE, como del LabCog: innovación académica, responsabilidad social e internacionalización, en conjunto con la sustentabilidad.

Cabe resaltar que este espacio sirvió además, como una excelente oportunidad para socializar, generar nuevos lazos de amistad, hablar con las personas y conocerlas. Los estudiantes de distintas generaciones previas estuvieron presentes al final de la sesión para compartirles tips personales para sobrellevar el estrés y la ansiedad que causa el trabajo con investigaciones frontera.

Alumnos en comunidad, compartiendo experiencias y puntos de vista.