COVID-19 y catastrofismo

A nivel global todos hemos sentido la influencia de la actual pandemia de COVID-19 en nuestras vidas tanto directa como indirectamente. Sus repercusiones inmediatas a gran escala se han reflejado claramente a nivel social, económico, geopolítico, científico, etc., y gracias a la propagación de información a través de medios físicos y digitales conocemos los síntomas, transmisión, probabilidades de contagio y letalidad de este virus. A pesar de esto la vida continúa, y no queda más que adaptarse a una realidad distinta junto con el riesgo que el COVID-19 representa.

La divulgación de información acerca del COVID-19 tiene como objeto la generación de conciencia y adecuadas prácticas sanitarias en la población, sin embargo, no todas las personas lo entienden así. Hay quienes son especialmente sensibles a esta clase de información, de forma que pueden llegar a desarrollar un tipo particular de actitudes negativas, ya sea a la pandemia en general o hacia cualquier otro aspecto que consideren como más amenazante: caer enfermos, su propia muerte o la de alguien más, sufrimiento, repercusiones económicas, etc. Este tipo de actitudes son denominadas “catastrofistas” y su estudio se remonta a investigaciones de actitudes hacia el dolor físico.

El catastrofismo se define como una respuesta cognitivo-afectiva negativa a una situación o experiencia amenazante anticipada o real.

  Implica una preocupación constante, rumiación de pensamientos negativos relacionados con la situación, magnificación o sobreevaluación del problema, pesimismo, desesperanza y sentimientos de poco control y desesperanza sobre la situación. También se sabe que la catastrofización puede generar o empeorar algunos problemas como estrés, depresión, uso de estrategias de afrontamiento poco efectivas, aislamiento social, entre otras cosas. Básicamente se trata de una actitud que gradualmente abruma a quien la posee haciéndolo más proclive a empeorar su situación.

 Sentirse preocupado, angustiado, triste o de cualquier otra forma cuando se atraviesa por tiempos difíciles es totalmente humano y natural. Si bien la actual pandemia de COVID-19 sigue representando un riesgo a nuestra salud, hay bastante margen de acción y prevención. De igual forma, sentirse un poco más en alerta y algo preocupado también es algo natural, de hecho su función es la autopreservación. Sin embargo cuando esta preocupación crece de forma desmedida deja de ser adaptativa y se convierte en un “lastre mental” que puede empeorar la situación.

Compartir con otros nuestros sentimientos y pensamientos sobre la actual contigencia de COVID-19 es una buena manera de comparar, relativizar y adoptar un enfoque diferente ante la realidad. Recuerda que las cosas son lo que pensemos de ellas. Si por alguna razón este ejercicio no es suficiente y crees aún estar “preocupado de mas”, recuerda que siempre es una opción buscar ayuda profesional.

Directorio de Sitios de Atención Psicológica Gratuita en Línea

Referencias:

Castromán, P., Ayala, S., Schwartzmann, A., Surbano, M., Varaldi, G., Castillo, M., … & Giusiano, C. (2018). Evaluación del Catastrofismo en Pacientes con Lumbalgia Crónica en la Unidad de Dolor de un Hospital Universitario. Revista El Dolor70, 10-15.

Hinkle, C. E., & Quiton, R. L. (2019). Higher Dispositional Optimism Predicts Lower Pain Reduction During Conditioned Pain Modulation. The Journal of Pain20(2), 161-170.

Li, S., Wang, Y., Xue, J., Zhao, N., & Zhu, T. (2020). The impact of COVID-19 epidemic declaration on psychological consequences: a study on active Weibo users. International journal of environmental research and public health17(6), 2032.

World Health Organization. (2020). Mental health and psychosocial considerations during the COVID-19 outbreak, 18 March 2020 (No. WHO/2019-nCoV/MentalHealth/2020.1). Disponible en: https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/331490/WHO-2019-nCoV-MentalHealth-2020.1-eng.pdf

EL EFECTO DE LA REALIDAD VIRTUAL EN EL EJERCICIO

Durante los últimos años diversos estudios en la rama de la psicología y la educación física han concluido que se ha visto disminuido el tiempo que los alumnos universitarios le dedican al entrenamiento físico debido al uso de tecnología y redes sociales, cargas escolares más grandes y trabajo aparte de la escuela (Lindahl, 2015; Sheppard, 2016).

Los investigadores actuales han recurrido a la realidad virtual para demostrar sus beneficios al momento de realizar actividades físicas. En una investigación por McClure & Schofield (2019) de la Universidad del Estado De Nueva York se realizó un estudio con 29 participantes universitarios mayores de edad, los cuales fueron expuestos a dos condiciones:

1.- Realizar ejercicio durante un tiempo determinado en una bicicleta estática utilizando cascos de realidad virtual.

2.- Realizar ejercicio durante un tiempo determinado en una bicicleta estática sin utilizar cascos de realidad virtual.

Durante la duración del ejercicio se les midió la frecuencia cardíaca a cada participante en las dos condiciones a las que se habían expuesto para determinar si había diferencias entre utilizar la realidad virtual o no. Se les aplicó al terminar los ejercicios un cuestionario para medir las sensaciones corporales y se añadió una escala para medir el nivel de satisfacción de cada participante.

La conclusión del estudio fue que utilizar la realidad virtual mientras se realiza el entrenamiento tiene un impacto positivo en el cuerpo, hubo mayor satisfacción y por consiguiente aumentó la frecuencia cardíaca de los participantes, aunque en las sensaciones corporales no se mostraron diferencias significativas. También con los resultados de dicho estudio se pudo observar que la realidad virtual ayuda a incrementar la salud física, la activación corporal, la quema de calorías es mayor y conduce al aumento en la participación de ejercicios y entrenamientos en las personas..

Con los cambios que hemos realizado a causa de la pandemia en casi todo el mundo, donde las clases de los estudiantes son virtuales, la mayoría de los trabajos son desde un ordenador y está restringido el hacer ejercicio al aire libre, es probable que en un futuro no muy lejano el empleo de la realidad virtual para realizar ejercicios, activación física y entrenamientos desde casa sea una realidad a corto plazo.

REFERENCIAS:

McClure, C., & Schofield, D. (2019). Running virtual: The effect of virtual reality on exercise.

Lindahl, J., Stenling, A., Lindwall, M. and Colliander, C. (2015). Trends and knowledge base in sport and exercise psychology research: a bibliometric review study. International Review of Sport and Exercise Psychology, 8(1), 71-94.

Sheppard, M. (2016). Nutrition and Exercise Trends Throughout the College Experience, Honors Thesis, Merrimack College.

Hablemos de… Inteligencia Artificial


Foto de Franki Chamaki en Unsplash

Como parte del trabajo de la materia Temas Actuales en Cognición y Educación, de la Maestría en Ciencias con Orientación en Cognición y Educación, tenemos la encomienda de desarrollar el hábito de mantenernos informados y actualizados en la información de nuestro campo.

En una de las tantas lecturas encontré un artículo cuyo encabezado afirmaba “La Inteligencia Artificial entrará de lleno a la Educación: Debemos prepararnos y anticiparnos”, es más, el reporte de Innovating Pedagogy 2020 incluye a la Inteligencia Artificial (IA) como una de las tendencias con un alto potencial de impacto y que está en marcha.lo cual llamó bastante mi atención y de ahí surgieron en mi mente varias preguntas ¿Estamos los docentes al tanto de lo que sucede en los campos tecnológicos actuales?, ¿cómo es que va a entrar a la educación? pero sobretodo, ¿Qué es IA?

Últimamente no hemos parado de escuchar términos relacionados con la Inteligencia Artificial (IA) y muchos de nosotros tenemos ciertas pre concepciones acerca de ella, por ejemplo, cómo olvidar aquella película de Spielberg que vio la luz en pleno 2001, titulada bajo el mismo nombre: Inteligencia Artificial y protagonizada por el mismísimo Jude Law… pero bueno, no es precisamente eso.

Comencemos por poner los puntos sobre las íes en este post. La Universidad de Helsinki, en Finlandia pone a nuestro alcance su MOOC sobre los Elementos de la IA (Elements of AI) donde nos va guiando a través del descubrimiento de la IA. 

En dicho curso nos plantea la respuesta a la pregunta ¿Qué es y qué no es IA? Bueno, no es precisamente una pregunta fácil de contestar por tres razones:

  1. No hay una definición oficial 😦 Porque constantemente se generan y redefinen las acciones y nuevos temas emergen cada día.
  2. El legado de la ciencia ficción. Como mencionamos al principio, tanto el cine como la literatura han contribuido para imaginarnos paisajes futuristas donde los robots, casi siempre en forma humanoide, terminan queriendo ser humanos.
  3. Lo que parece sencillo es en realidad muy difícil de lograr y lo que parece difícil es de hecho, más fácil ¿¡Cómo!? 

Bueno, pongamos este ejemplo, desde hace años se ha trabajado en proyectos para que la IA pueda generar música, pero los resultados no han sido muy favorecedores, ya que pueden resultar hasta incómodos para el oído. Puedes escuchar algunas muestras aquí.

Por el contrario, el ganar una partida de ajedrez resulta complicado para la mayoría de las personas, ya que requiere involucrar nuestras funciones superiores y muchísima concentración. Esto no es difícil para las computadoras, puesto que ellas son capaces de calcular, secuenciar y ejecutar los movimientos pertinentes para dar la jugada ganadora en fracción de segundos.

Pero bueno, ahora sí, ¿Qué es IA?

Para dar una definición apropiada, Elements of AI, afirma que es más útil enlistar más bien sus características: autonomía y adaptabilidad. Autonomía puesto que debe ser capaz de desarrollar tareas, sin necesidad constante de que un usuario guíe; y adaptabilidad, porque debe mejorar su desempeño con base en la experiencia.

Así mismo, es necesario reconocer, que inteligencia no es de una sola dimensión, como la temperatura, o la altura. No es que la podamos medir como cuál es más inteligente, el sistema de navegación del GPS o las recomendaciones de música en tu cuenta de Spotify. En el contexto de la IA, no se puede comparar o dimensionar, debido a su amplitud. El que sea capaz de resolver un problema, no nos dice que pueda solucionar otros problemas diferentes.

Para hacer la referencia, o hablar de la terminología de IA, Elements of AI nos aclara: 

“La clasificación en IA frente a no IA no es una clara dicotomía sí-no: aunque algunos métodos son claramente IA y otros claramente no son IA, también hay métodos que involucran una pizca de IA, como una pizca de sal. Por lo tanto, a veces sería más apropiado hablar sobre la “inteligencia artificial” (como en la felicidad o la genialidad) en lugar de discutir si algo es IA o no.”

También es necesario aclarar que la IA es un no contable (uncountable noun). No es correcto decir: una IA, dos IAs, tres IAs… La IA es una disciplina científica, tal como las matemáticas o la biología. Es una colección de conceptos, problemas y métodos para resolver dichos problemas.

Pssst: Si deseas sonar profesional, nunca digas “una IA”, cámbialo por “un método de IA”.

Entonces, habiendo dicho todo esto ¿Qué entiendes tú sobre IA? ¿Cómo crees que entrará la IA a la educación? Esto podremos descubrirlo en un próximo post.

Bibliografía

A free online introduction to artificial intelligence for non-experts. (n.d.). https://www.elementsofai.com/

Kukulska-Hulme, A., Beirne, E., Conole, G., Costello, E., Coughlan, T., Ferguson, R., FitzGerald, E., Gaved, M., Herodotou, C., Holmes, W., Mac Lochlainn, C., Nic Giolla Mhichíl, M., Rienties, B., Sargent, J., Scanlon, E., Sharples, M. and Whitelock, D. (2020). Innovating Pedagogy 2020: Open University Innovation Report 8. Milton Keynes: The Open University.

¡Bienvenidos! Curso de inducción para alumnos de nuevo ingreso

Aspirantes de la Maestría en Ciencias con Orientación en Cognición y Educación.

En este enero de 2020, los profesores, alumnos y otros colaboradores de la Maestría en Ciencias con Orientación en Cognición y Educación, estamos muy contentos puesto que dimos la bienvenida a una nueva generación de estudiantes.

Para comenzar a desarrollar el sentido de comunidad, se proporcionó una inmersión inicial al ámbito de posgrado, a través un curso de inducción a cargo de la Coordinación de la Maestría.

El curso dio inicio con la presencia de aquellas personas que hacen posible continuar con nuestro programa, por ejemplo: la Dra. Brenda Padilla, coordinadora de la Maestría, la Dra. Martha Patricia Sánchez, subdirectora de posgrado y demás reconocidos miembros del cuerpo académico de Cognición y Educación.

Los aspirantes se presentaron y fueron expresando sus expectativas respecto al Programa y a la Uni. Después se continuó con una introducción a la cultura universitaria, las instalaciones disponibles para el beneficio de los alumnos, por ejemplo la biblioteca, el laboratorio y otros espacios.

Bajo la mira de que el curso resultara útil para que los nuevos estudiantes fueran conociendo un poco más, se comentó el funcionamiento en general de la UANL y en particular de nuestra Facultad de Psicología. Así mismo se analizó el Reglamento de Posgrado.

A continuación, se presentó el Programa de la Maestría, con la finalidad de dar una idea clara sobre qué esperar realmente. También se hizo énfasis en las habilidades académicas deseadas: organización del tiempo, aprendizaje independiente y dominio del idioma inglés.

Se detallaron actividades académicas que se brindan para mejorar el proceso de aprendizaje, como por ejemplo el taller de estadística y aquellos que docentes investigadores de otras instituciones nacionales e internacionales nos proporcionan. En este último punto, se compartió la posibilidad de que los alumnos gestionen estancias de investigación en instituciones externas.

Incluso se informó sobre la Red Multirregional de Posgrados de Calidad en Psicología, de la cual somos parte. Dicha Red organiza un Coloquio de Investigación en donde estudiantes y docentes participamos, compartimos proyectos y colaboramos.

Posteriormente se dio a conocer tanto la visión de la MCCE, como del LabCog: innovación académica, responsabilidad social e internacionalización, en conjunto con la sustentabilidad.

Cabe resaltar que este espacio sirvió además, como una excelente oportunidad para socializar, generar nuevos lazos de amistad, hablar con las personas y conocerlas. Los estudiantes de distintas generaciones previas estuvieron presentes al final de la sesión para compartirles tips personales para sobrellevar el estrés y la ansiedad que causa el trabajo con investigaciones frontera.

Alumnos en comunidad, compartiendo experiencias y puntos de vista.

Limpieza y orden: Laboratorio de Cognición y Educación

Para la comunidad de aprendizaje del Laboratorio de Cognición y Educación, octubre fue un mes de cambio. El reto: reorganizar el espacio, tomando en cuenta que la comodidad, limpieza y organización son aspectos fundamentales para que los espacios de trabajo sean de utilidad para sus usuarios. 

Las tareas centrales para revitalizar el laboratorio fueron las siguientes:

  • Limpieza profunda del espacio: cubículos, escritorios y repisas.
  • Revisión del material existente: libros, consumibles, equipos de computación, mobiliario.
  • Verificación de qué funcionaba aún y qué no; sobre todo en cables y computadoras.
  • Inspección de la vigencia de los materiales; encontramos softwares de los años 90’s.
  • Clasificación y etiquetado del tipo de objetos que se encontraron.
  • Reacomodación de lo que continúa siendo de utilidad en espacios pertinentes.

Esta tarea parecía ser sencilla al momento de planearla, sin embargo nos topamos con que había muchísimas cosas guardadas, por lo que fue de utilidad el trabajo en conjunto de todos los que lo utilizamos, aun así ¡El proceso duró poco más de dos días!

Además encontramos objetos que quedaron obsoletos debido al avance de la tecnología, como por ejemplo, esta cámara:

En cuanto al mobiliario, después de la limpieza general, se gestionó el mantenimiento de sillas y sillones para que quedaran en óptimas condiciones.

Para finalizar esta tarea, estudiantes y profesores acordamos qué se debía donar, reutilizar, reciclar o desechar. Una vez depurado lo innecesario, todos los estudiantes contribuimos a formar una lista de insumos necesarios para el correcto funcionamiento del laboratorio, tanto para limpieza, como para desarrollo de las actividades de aprendizaje. Así mismo, se informó a la coordinación sobre sugerencias de compras futuras de software y hardware.

Es importante remarcar que esta actividad también fue realizada bajo la mira de convertir nuestro espacio de trabajo en un lugar sustentable, fomentando el uso de productos biodegradables que reducen la huella que dejamos en el ambiente y por último, un esfuerzo para aproximarnos a la filosofía zero waste.

Religión y conductas proambientales


Religion-Filmful

Vector de Fondo creado por rawpixel.com - www.freepik.es

En las últimas décadas los investigadores han observado con mayor detenimiento el papel que ha jugado la religión en el desarrollo y estancamiento de las civilizaciones. El Dr. Harvey Whitehouse uno de los fundadores de la base de datos históricos más completa conocida como Seshat ha puesto de manifiesto la dificultad que presentan los investigadores para conocer si la religión ha impulsado a la humanidad a sacar lo mejor de sí misma o de manera contraria ha inducido a la degeneración (Whitehouse, 2019).

Al analizar la historia podemos observar como la religión se liga a grandes creaciones como la música barroca pero del mismo modo se encuentra ligada a eventos como la inquisición y la época oscura. Recientemente investigaciones han encontrado que la religión tiene una influencia significativa en las actitudes prosociales y altruistas, de igual modo se ha observado que en las grandes civilizaciones hasta tiempos actuales la presencia de los grandes dioses tuvo una influencia moralizante sobre las personas (Bulbulia, 2004, Shariff, Willard, Andersen, & Norenzayan, 2015). 

Tomando como base estos hallazgos y frente a la actual problemática ambiental que está sufriendo la humanidad, se espera que las personas religiosas presenten empatía por el medio ambiente y sus actitudes y conductas vayan en favor al cuidado y preservación de la flora y fauna que los rodea.

Como parte de los requisitos de la asignatura de Tecnología y Cognición se elaboró un cuestionario online utilizando la plataforma de Google Form para conocer la participación de las personas religiosas en grupos ambientalistas o ecológicos. Se encontró solo un 20% de los encuestados con afiliación religiosa es miembro activo de un grupo ecologista. Del grupo que se auto refirió como ateo, agnóstico y sin afiliación religiosa no se encontraron personas participando en agrupaciones proambientales. 

Captura

Para indagar sobre la intención de conducta proambiental se les preguntó a todos los participantes sobre la disponibilidad de participar en un programa de concientización a niños sobre el cuidado del medio ambiente a lo que únicamente un 25% de los participantes brindó sus datos para una posible participación de los cuales todos tenían una afiliación religiosa. Por último al preguntarles sobre cuáles valores percibían que enseñaba su religión, se identificaron tres principalmente: gratitud, amabilidad y respeto. 

Captura

Estos resultados concuerdan con investigaciones previamente elaboradas sobre la influencia positiva de la religión en acciones prosociales y altruistas (Batara, Franco, Quiachon, & Sembrero, 2016). Aun así, es importante hacer evaluaciones más profundas, debido a que en esta ocasión no se consideraron factores como la deseabilidad social y las actitudes implícitas, las cuales podrían brindar resultados diferentes.


Referencias  

Batara, J.B., Franco, P.S., Quiachon, M.A., & Sembrero, D.R. (2016). Effects of religious priming concept son prosocial behavior towards ingroup and outgroup. Europe’s Journal of Psychology, 12(4), 635-644

Bulbulia, J. (2004). The cognitive and evolutionary psychology of religion.  Biology and Philosophy, 19, 655–686

Shariff, A. F., Willard, A. K., Andersen, T., & Norenzayan, A. (2015). Religious Priming. Personality and Social Psychology Review, 20(1), 27–48. doi: 10.1177/1088868314568811 

Whitehouse, H. (2019). Has religion been good or bad for humanity?. NewScientist, 36-39.

Congreso EMOOCs 2017

uc3m emmocs17

Durante la semana del 22 al 26 de mayo se llevó a cabo el congreso EMOOCs 2017 en la Universidad Carlos III de Madrid, en España. En este evento participaron investigadores, académicos, educadores, políticos y empresarios, quienes compartieron sus trabajos y experiencias en el campo de los Cursos En Línea Masivos Abiertos (MOOCs, por sus siglas en inglés).

El congreso comenzó con una plática sobre las estrategias utilizadas en el desarrollo de cursos para educación superior, la cual se enfocó en la experiencia de la Universidad de Edimburgo y sus más de 50 cursos, sus aprendizajes, la formación a sus profesores y los comentarios de sus estudiantes.

Después participé en una mesa de trabajo con desarrolladores de MOOCs de las principales plataformas. Platicamos sobre una estrategia que ha permitido mejorar la tasa de finalización de los cursos: el uso de mentores. Estos son seleccionados a través de varios filtros y pueden ser estudiantes, profesionales, profesores, expertos o investigadores. El trabajo de los mentores genera un costo y este es usualmente cubierto por los estudiantes. Pese al incremento de MOOCs con costo, los desarrolladores consideran que la mayoría se mantendrán gratuitos en el largo plazo y que el objetivo de acercar oportunidades educativas a personas que no tienen acceso a ellos continuará. Aquellos MOOCs que tienen un costo son desarrollados principalmente para empresas o para una población muy especializada.

Continuando la charla con los desarrolladores explicaron los criterios a considerar al momento de seleccionar un MOOC para su desarrollo. Si existen varias universidades buscando desarrollar un curso sobre la misma temática, se elige a la universidad más prestigiosa, para hacerlo más atractivo a los alumnos, también se da prioridad a los programas especializados cuyo contenido es más difícil de encontrar y le da un valor agregado al curso. El éxito de un MOOC se basa principalmente en el contenido, la plataforma y la retroalimentación mediante el uso de foros. Los maestros se enfrentan al reto de adaptar su contenido a la tecnología, a enganchar a los alumnos es una nueva modalidad, al costo académico y de tiempo. Su principal recompensa es la exposición a una mayor audiencia.

Se desarrolló una exposición sobre la certificación y reconocimiento del aprendizaje en MOOCs, donde empresas e investigadores explicaron la importancia para que los cursos puedan otorgar finalmente créditos universitarios. Esta certificación se puede validar mediante un examen final, un monitoreo durante el curso, reconocimiento facial y análisis de voz. Algunos inconvenientes pueden ser problemas técnicos, aspectos culturales y de lenguaje. De acuerdo con los expertos en un futuro la certificación será la herramienta para comprobar el aprendizaje en línea.

Se presentó una sesión para conocer el escenario actual de los MOOCs, recordando que el 2012 se declaró como el año del MOOC. El aprendizaje a lo largo de la vida es una necesidad en esta era de cambios tecnológicos. Los MOOcs cumplieron con su promesa de revolucionar la educación superior. Ahora apuntan a un mercado de desarrollo de programas para empresas y gobiernos. El futuro de la universidad se contempla como un ecosistema de aprendizaje a lo largo de la vida, un modelo híbrido con más grados en línea y cursos compartidos entre universidades.

En una de las sesiones principales los directores de las plataformas compartieron los secretos para alcanzar el éxito en MOOCs. Se alcanzan mayores tasas de finalización en aquellos cursos que están relacionados a contenidos de materias en la universidad, de igual manera al repetir un patrón en el contenido como es un video, lecturas, ejercicios y exámenes. La duración de los videos es muy importante, los videos cortos tienen una mayor cantidad de reproducciones, se recomiendo realizarlos con una duración menor a siete minutos.

Participé en el taller de diseño de MOOCs en el cual estudiantes, profesores y desarrolladores de cursos discutimos para definir las mejores prácticas para el desarrollo de cursos. Se compartieron ideas desde las tres perspectivas, primero en grupos pequeños y finalmente entre todos los participantes del taller. Se analizaron los principales retos al momento de crear un curso y as mejores estrategias para afrontarlos. Se logró en conjunto un método de diseño ideal para ponerlo en práctica y durante la próxima conferencia compartir nuestros resultados.

Para concluir el congreso se desarrolló la jornada de MOOCs en español, en la cual se presentaron las principales iniciativas en Iberoamérica para fomentar el desarrollo de cursos por parte de las universidades. Asistí a una mesa redonda sobre herramientas, formatos y preferencias de aprendizaje en MOOCs. Ahí nos explicaron cuáles son las mejores técnicas al momento de grabar los videos para los cursos y de qué manera se están utilizando los datos de los cursos para hacer investigación. La Universidad Autónoma de Nuevo León tuvo una participación en esta jornada, Brenda Padilla se encargó de presentar un trabajo relacionado al MOOC de “Habilidades de Estudio”, en el cual se describieron las motivaciones y expectativas de los estudiantes al participar. El artículo está disponible en: http://ceur-ws.org/Vol-1836/6.pdf.

El congreso EMOOCs 2017 concluyó dejándome grandes conocimientos, pero sobre todo nuevas ideas a implementar. Ahora regreso a la Universidad Rey Juan Carlos para continuar con mi estancia de investigación. Hasta pronto.

FAPSI en Wikipedia: una pequeña tarea, una contribución para el mundo.

Por Priscila Montes y Daniela Romero

Existen tareas que son fáciles de hacer, otras que son tediosas, pero hay algunas que cambian la manera de verte como estudiante…

Hace un par de semanas en la clase Cognición y Tecnologías Educativas nos retaron a hacer una tarea algo fuera de lo común. Tal como en muchas tareas que te encargan, al inicio parecen muy obvias (cuando el profesor las explica en clase) pero en cuanto llegas a tu casa y te sientas frente a la computadora, te das cuenta que no lo eran tanto… esta tarea comenzó así…

El reto: Hacer una contribución en Wikipedia que permanezca por más de 7 días…

Imagínate este escenario: te encuentras frente a tu computadora con el objetivo en tu mente de hacer algo que pueda “perdurar”…

¿perdurar en un mundo tan cambiante?…  sí, esa es la cuestión…

Te encuentras muy decidido a lograrlo, solo que no contabas con que nuestra ya conocida e inquietante amiga, la poco deseada “Señora Duda” se instala en medio de tus pensamientos, haciéndote creer que es algo imposible de lograr.

“¿Qué he de escribir que perdure?, ¿Qué sé que pueda compartir y que pase el filtro de los ojos más críticos y severos?” esos fueron algunos de los pensamientos que revolotearon en nuestra cabeza y alimentaron la incertidumbre. Sin dejar pasar más tiempo decidimos emprender el reto, respiramos profundamente y nos armamos de valor. Fue entonces que descubrimos que en realidad no era algo tan inalcanzable como pensábamos… Al entrar a los artículos y leerlos pudimos darnos cuenta que en realidad sí sabíamos algo, que podíamos aportar algo más a ese tema.

En este momento nos dimos cuenta que había llegado nuestra nueva compañía, la optimista “Doña Esperanza”. Con ella de nuestro lado, nos dispusimos a redactar, modificar por aquí, cambiar por allá y… ¡listo! teníamos una aportación interesante; por lo que, con bastante alegría decidimos guardar los cambios.

Ahora solo quedaba esperar…y esperar… Al pasar los días poco a poco nuestra confianza aumentaba, ¡los cambios permanecían!

Fue asombroso darnos cuenta lo interesante o importante que nuestra contribución debió haber sido para que ningún revisor optara por quitarla. Contrario a lo que en un inicio llegamos a pensar, al parecer teníamos cosas importantes que compartir. Lo mejor fue darnos cuenta, que al cabo de la semana nuestros cambios continuaban siendo visibles en aquella plataforma (y continúan siendo).

Al final de toda esta grata experiencia, nos queda un gran aprendizaje: es necesario aceptar esos “retos” que se te presentan, y confiar más en lo que has aprendido y la calidad de estudiante que eres. Ya que, esta es una manera en que puedes ir creando más oportunidades de participar y desarrollar tus habilidades, ponerlas a prueba y crecer… en pocas palabras: “mostrarte al mundo”.

#Soy UANL #Soy Fapsi  #FAPSIUANL

Cómo nos sentimos relacionados con la Naturaleza?

Hola a todos!

En este espacio compartiré los resultados de una encuesta en línea que se realizó como parte de la prueba piloto de uno de los 3 instrumentos que se utilizaré para mi proyecto de tesis, titulado “La relación Ser Humano – Naturaleza: Sus efectos en el estudiante universitario” para obtener el título de Maestría.

El instrumento utilizado fue el de Conectividad con la Naturaleza (CNS) de Mayer y Frantz (2004), compuesto por 14 ítems con respuestas tipo Likert de 5 puntos, posteriormente adaptado a la lengua española por el Dr. Olivos Jara en Madrid (2011).

En esta prueba piloto se ha enviado la encuesta en línea elaborada en GoogleForms la cual se puede accesar siguiendo el enlace:

http://goo.gl/forms/aXATg8XlD2

Se tomó una muestra de 17 participantes de la población de Monterrey, con una edad media de 29.82 años, de los cuales el 53% fueron mujeres y el 47% hombres. El 58% fueron egresados de la UANL, de los cuales el 41% eran empleados o trabajadores de alguna empresa o institución, 29.4% se distribuye entre estudiantes que también trabajan y el 17.6% entre personas con negocio propio.

Los resultados mostraron que un 73% de las personas encuestadas se sintieron altamente o muy conectados con la Naturaleza, el 16.34% se localizó en un punto intermedio o indeciso, mientras que el 10% se sintieron poco o nada conectados con la naturaleza.

Según un meta-análisis de Capaldi, Dopko y Zelenski (2014) se observó que las personas que son más propensas a la conectividad con la naturaleza pueden buscar más oportunidades para aprovechar los beneficios psicológicos asociados a la exposición la naturaleza, o, desde una perspectiva de la biofilia, satisfacer la necesidad de afiliarse a los demás seres vivos. En apoyo de esto, la conectividad con la naturaleza se asocia positivamente con el contacto con la naturaleza (por ejemplo, la frecuencia de tiempo al aire libre y en la naturaleza) y la interacción con otros seres vivos (por ejemplo, el tener mascotas), y hay evidencia que demuestra que la exposición a la naturaleza conduce a un aumento de la felicidad y el bienestar (Berman et al., 2012; Mayer et al., 2009; Nisbet, Zelenski, & Murphy, 2013).

Parte de este proyecto consta en utilizar un diseño cuasi-experimental, en la cual aplicaremos el tratamiento de exponer a los participantes (que en este caso serán estudiantes de licenciatura de nuestra Facultad) a sesiones en contacto con la Naturaleza, y aplicar los instrumentos antes y después del tratamiento, con el fin de observar los cambios efectuados en ese período.

Se buscará evidenciar los efectos de estar en contacto con la Naturaleza reflejados en las variables de Percepción de Restauración Ambiental, Percepción de Bienestar Psicológico y Percepción de Conectividad con la Naturaleza, esto con el fin de promover actitudes pro-ambientales y ecológicas, así como el diseño e implementación de mayores espacios verdes y de esparcimiento en nuestra Universidad.

barfuss_lokosana shtreetrunk

REFERENCIAS:

Berman, M. G., Jonides, J., & Kaplan, S. (2008). The cognitive benefits of interacting with nature. Psychology Science, 19, 1207–1212. doi: 10.1111/j.1467-9280.2008.02225.x

Capaldi, C.A., Dopko, R.L., & Zelenski, J.M. (2014). The relationship between nature conectedness and happiness: a meta-analysis. Frontiers in Psychology, 5, 976. doi: 10.3389/fpsyg.2014.0096

Mayer, F. S., & Frantz, C. M. (2004). The connectedness to nature scale: a measure of individuals’ feeling in community with nature. Journal of Environmental Psychology, 24, 503–515. doi:10.1016/j.jenvp.2004.10.001

Mayer, F. S., Frantz, C. M., Bruehlman-Senecal, E., & Dolliver, K. (2009). Why is nature beneficial? The role of connectedness to nature. Environment and Behavior, 41, 607–643. doi: 10.1177/0013916508319745

Nisbet, E. K., Zelenski, J. M., & Murphy, S. A. (2011). Happiness is in our nature: exploring nature relatedness as a contributor to subjective well-being. Journal of Happiness Studies, 12, 303–322. doi: 10.1007/s10902-010-9197-7

Olivos, P., Aragonés, J. I. & Amérigo, M. (2011). The Connectedness with Nature Scale and its relationship with environmental beliefs and identity. International Journal of Hispanic Psychology, 4, 5-20.

Blog en 2014: resultados

El 13 de octubre de 2014 iniciamos este blog con los siguientes objetivos en mente:

  • Compartir con la comunidad internacional información sobre las actividades investigación y desarrollo que se generan dentro de FaPsi.
  • Fortalecer la presencia internacional de la UANL.
  • Acercar a estudiantes (y docentes) al mundo digital.
  • Contribuir al desarrollo de competencias estratégicas, como comunicación en línea y uso de un sistema de gestión de contenido.

Invitamos a un grupo de estudiantes de la Maestría en Ciencias con Opción en Cognición y Educación a participar como autores del blog. La respuesta fue positiva. Los temas principales que trataron en las publicaciones giran en torno a las experiencias y aprendizajes derivados de sus estudios. Les compartimos algunos datos interesantes (sólo aplican para 2014):

Visitas a nivel mundial

Visitas a nivel mundial

  • Vistas: 437
  • Visitantes: 137
  • Países desde los cuales nos visitaron: 7
  • Autores: 11
  • Publicaciones: 12
  • Comentarios: 19
  • “Me gusta”: 12
  • Seguidores: 5
  • Artículo más popular: “Para prevenir deudas en la maestría

Considerando que en 2014 el blog sólo estuvo activo durante menos de 3 meses, estos resultados nos parecen alentadores. Comenzamos a ver el cumplimiento de nuestros objetivos. Seguiremos adelante en 2015, trabajando para involucrar a más estudiantes y docentes, y superar nuestras propias expectativas. Agradecemos a nuestros lectores su apoyo en esta experiencia. ¡Vamos con todo!