Perspectiva temporal en docentes mexicanos

Imagen de ThePixelman en Pixabay

Se sabe que el tiempo nos ofrece importantes bases para la comprensión de nuestra experiencia en el mundo, lo cual incluye la formación del pensamiento, vida y existencia. Los seres humanos tendemos a basarnos en recuerdos pasados, experimentar el presente y esperar recompensas futuras. Esto apunta que los marcos cognitivos temporales se utilizan para la codificación, el almacenamiento y el recuerdo de lo que se ha vivido; así como de la formación de expectativas, metas y puntos de vista (Carelli, Wiberg, & Wiberg, 2011).

El estudio del tiempo ha sido profundamente abarcado desde el siglo pasado. Es un fenómeno clave para físicos, psicólogos y educadores; tanto que en la bibliografía rastreable hasta mediados de los 80’s, se registraron más de 200 aproximaciones para definir qué es la perspectiva temporal (McGrath & Kelly, 1986). La estructura temporal varía de persona a persona, estas diferencias individuales en la experiencia del tiempo son un factor importante para poder explicar las respectivas actitudes y los comportamientos (Wittmann & Sircova, 2018).

La orientación en el tiempo, en su definición más amplia, es concebida como un predominio relativo del pasado, presente o futuro en el pensamiento de una persona (Hornik & Zakay, 1996). De manera específica puede abordarse como una operación cognitiva que implica tanto una reacción emocional a zonas horarias imaginadas (por ejemplo, el pasado, el presente o el futuro) como una preferencia por ubicar la acción en alguna zona temporal (Lennings, 1996).

Los maestros son esenciales en el desarrollo de los alumnos, ya que liderean el proceso desde las instituciones educativas y contribuyen tanto al desarrollo de actitudes como de comportamientos.

Podríamos suponer que si un maestro es capaz de llevar a cabo acciones cotidianas como la planeación de situaciones didácticas de aprendizaje, la transmisión de conocimientos, el apoyo en la formación de valores y de distintas actitudes de manera implícita; puedan ser capaces de ayudar a estructurar la perspectiva temporal en los alumnos. Sin embargo, esto no sería posible sin que el maestro posea y conozca dicho balance.

Esta publicación resulta de la propuesta de conocer y analizar la perspectiva temporal de los maestros en México, ya que, como explicamos previamente, este rasgo de la personalidad nos permite predecir entre tantas cosas el bienestar subjetivo, la autoestima, la toma de decisiones, las conductas de riesgo, la tendencia a llevar a cabo acciones para el cuidado del medio ambiente y, en el ámbito escolar, el éxito académico.

Para explorar dicha perspectiva en los docentes, se aplicó el Inventario de Perspectiva Temporal de Zimbardo (ITPZ). La encuesta fue lanzada en redes sociales, en redes de colaboración de maestros, el total de participantes fue 109 docentes, provenientes de todos los estados de la República Mexicana. La mayoría de los participantes son originarios de Coahuila (31,2%), Jalisco y Estado de México (13, 8% respectivamente).

Los niveles escolares en los que labora la población encuestada abarcan la educación básica, media superior y superior.

El instrumento IPTZ examina las variaciones personales en los perfiles de perspectiva temporal y los sesgos específicos. La adaptación de este cuestionario evalúa las áreas de: Pasado negativo (PN), pasado positivo (PP), presente hedonista (PH), presente fatalista (PF) futuro negativo (FN) y futuro positivo (FP). Dicha herramienta consta de 18 ítems, es una escala de Likert de 5 puntos, que va desde “nada característico” hasta “muy característico”.

El PN refleja una actitud pesimista, negativa o aversiva hacia el pasado. El PP refleja una cálida construcción sentimental, nostálgica y positiva hacia el pasado. El PH refleja una actitud hedonista y arriesgada hacia el tiempo y hacia la vida; donde el placer y el disfrute actual es más importante que los resultados futuros. El PF es caracterizado por una actitud impotente, fatalista y desesperada hacia el presente. El FP refleja una orientación positiva hacia el futuro, refleja el esfuerzo por las metas y recompensas futuras. El FN se relaciona con una visión llena de preocupación y ansiedad futura, con comportamientos dominados por evitar pérdidas y sufrimiento.

De manera general, los ítems con mayor concurrencia de respuestas fueron los siguientes:

Pasado negativo, ítem 2: “Con frecuencia pienso en lo que yo debería haber hecho de manera diferente en mi vida”.

Pasado positivo, ítem 7: “Los recuerdos alegres de buenos tiempos vienen con facilidad a mi mente”.

Presente fatalista, ítem 11: “No tiene sentido preocuparse con el futuro, ya que al final de cuentas no hay nada que yo pueda hacer al respecto”.

Presente hedonista, ítem 8: “Es importante ponerle emoción a mi vida”.

Futuro negativo, ítem 4: “A menudo siento que no puedo cumplir mis obligaciones con amigos y autoridades”.

Futuro positivo, ítem 5: “Cuando quiero conseguir alguna cosa, me propongo metas y evalúo los recursos necesarios con los que cuento, para alcanzar esos objetivos”.

Por lo cual, al contrastar con los valores de una perspectiva temporal balanceada, podemos observar el siguiente fenómeno:

Al observar todos los datos recopilados hasta el momento, el puntaje promedio en cada una de las perspectivas de tiempo es diferente. El puntaje promedio para cada perspectiva de tiempo se alinea cercanamente en el gráfico. Por ejemplo, en la perspectiva del pasado negativo, el puntaje promedio de las personas es 2.72; en el pasado positivo es 4.47; en el presente fatalista es 2.13; en el presente hedonista 4.33; en el futuro negativo 2.09; y por último, en el futuro positivo 4.42.

La línea azul no está asociada con los datos de ninguna manera. Es simplemente la idea de cómo se ve una perspectiva de tiempo ideal. Esto es incluido para poder comparar con los valores de una perspectiva balanceada.

Diversos estudios cuantitativos anteriores han demostrado que las personas con perspectiva temporal balanceada son más felices, están muy satisfechas con la vida, son muy optimistas y confían en sus habilidades para lograr los objetivos. Otros estudios apuntan a que son más conscientes (Drake et al., 2008) y parecen hacer frente con mayor eficacia a situaciones estresantes de la vida; tienen sentido de dirección y creencias que le dan un propósito a su vida (Sircova & Mitina, 2008). Las personas con perspectiva balanceada tienden a tener salud psicológica y física, con niveles más altos de bienestar, es decir, felicidad (Boniwell & Zimbardo, 2004); estas cualidades se consideran óptimas para el funcionamiento social (Boyd & Zimbardo, 2005).

Entonces, con toda la información anterior, podríamos reflexionar: ¿Cómo podrían los maestros comenzar a trabajar en su perspectiva temporal balanceada?

Para conocer tu perspectiva temporal puedes entrar a la siguiente página y contestar la versión extendida y original del cuestionario, al final se te entregarán los resultados (en inglés): http://www.thetimeparadox.com/zimbardo-time-perspective-inventory/

Bibliografía

Boniwell, I., & Zimbardo, P. G. (2004). Balancing time perspective in pursuit of optimal functioning. In P. A. Linley & S. Joseph (Eds.), Positive psychology in practice (Chapter 10, pp. 165–178). New Jersey: John Wiley & Sons.

Boyd, J. N., & Zimbardo, P. G. (2005). Time perspective, health, and risk tak- ing. In A. Strathman & J. Joireman (Eds.), Understanding behavior in the context of time: Theory, research and application (pp. 85–107). Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum Associates, Inc.

Carelli, M. G., Wiberg, B., & Wiberg, M. (2011). Development and construct validation of the swedish zimbardo time perspective inventory. European Journal of Psychological Assessment, 27(4), 220–227. https://doi.org/10.1027/1015-5759/a000076

Drake, L., Duncan, E., Sutherland, F., Abernethy, C., & Henry, C. (2008). Time perspective and correlates of wellbeing. Time & Society, 17(1), 47–61.

Hornik, J., & Zakay, D. (1996). Psychological Time: The Case of Time and Consumer Behaviour. Time & Society, 5(3), 385–397. https://doi.org/10.1177/0961463X96005003007

Lennings, C. J. (1996). Self-Efficacy and Temporal Orientation as Predictors of Treatment Outcome in Severely Dependent Alcoholics. Alcoholism Treatment Quarterly, 14(4), 71–79. https://doi.org/10.1300/J020V14N04_05

McGrath, J. E., & Kelly, J. R. (1986). Time and human interaction : toward a social psychology of time. Retrieved from https://archive.org/details/timehumaninterac00mcgr

Sircova, A., & Mitina, O. (2008). Balanced time perspective (BTP) as a resource of person’s optimal functioning. Paper presented at the 4th European Conference on Positive Psychology, Opatija, Croatia.

Wittmann, M., & Sircova, A. (2018). Dispositional orientation to the present and future and its role in pro-environmental behavior and sustainability. Heliyon, 4(10). https://doi.org/10.1016/j.heliyon.2018.e00882

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s